LA CAUSA

Entre todos, podemos conseguir La Vuelta del Tajo.

Para nosotros, La Vuelta del Tajo significa mucho. No sólo es una carrera o un itinerario por el que caminar o pasear en bicicleta. Es también una vuelta emocional. La vuelta de algo que nunca se debió marchar. La vuelta a un Tajo limpio, vivo y, sobre todo, unido a la ciudad a la que acompaña desde que la vio nacer.

Queremos volver a vivir nuestro río...

...a pasear por sus riberas

...a disfrutar de su espacio natural

...a recuperar nuestro tiempo de ocio y recreo junto al Tajo.

Hoy en día, todo esto no es posible.
La falta de caudal, la contaminación, la depuración insuficiente y todos los efectos de una deficiente planificación hidrográfica nos han privado desde hace décadas de nuestro río. El ecosistema del Tajo, a su paso por Toledo, está más degradado que nunca.

Por eso, desde un espíritu constructivo,

con la vista puesta en el futuro de nuestro medio ambiente, queremos reafirmar que el estado del río sí nos importa, que queremos vivir nuestra vida junto a él, cerca de él; pasear, correr, celebrar actos en sus riberas y, sobre todo, concienciar a todos los toledanos para que vuelvan su vista a su río, recuperen su memoria, su dignidad y se comprometan a conseguir

La Vuelta del Tajo.